La impresionante luz marbellí

Marbella y sus alrededores me despiertan emociones contradictorias. La huella de Jesús Gil, un Donald Trump a la española elegido alcalde no hace tanto, sigue aún presente. Por ejemplo, al recorrer un paseo marítimo en el que se echa en falta kilómetros de playa y proliferan las franquicias, muchas de ellas con precios prohibitivos. Sin duda, Puerto … Sigue leyendo La impresionante luz marbellí

Tarde toledana

Pasear por Toledo equivale a viajar en el tiempo. La ciudad manchega alberga vestigios de todas las épocas, mejor preservado que la mayor parte del patrimonio de cualquier otra villa. Además de un museo hecho ciudad, Toledo es un modelo para todas las urbes futuristas en cuanto a equilibrio entre tradición y modernidad. Su mayor defecto tal vez sea … Sigue leyendo Tarde toledana

Estampas sanfermineras

Carretera de Soria dirección Pamplona. A ambos lados, secarral. Por delante, una caravana en la que camiones se alternan con todoterrenos de la Guardia Civil. Acabábamos de pasar un toro de Osborne (otro más). Se echaba de menos a Los Chichos de fondo. Las fiestas de San Fermín, co-patrón de Navarra, habían comenzado 24 horas antes, … Sigue leyendo Estampas sanfermineras

Atardecer en cualquier playa

Hay cosas que el dinero no puede comprar, sentenciaba un conocido anuncio. Y no le faltaba razón. No se compran los sentimientos ni los recuerdos, tampoco las sensaciones. Ni las experiencias asociados a todos estos, como un paseo por la playa antes de la puesta de sol. Aprendí a andar en la arena de una playa. … Sigue leyendo Atardecer en cualquier playa

Pongamos que hablo de Madrid

El pasado fin de semana, también conocido como el "no puente" de Todos los Santos, tuve el privilegio de acudir al curso de formación para embajadores del Diálogo Estructurado, organizado por el Consejo de la Juventud de España en su sede central madrileña. Explicar el contenido del módulo llevaría varias entradas y aún así no despejaría todas … Sigue leyendo Pongamos que hablo de Madrid

Hendaya, la bella durmiente

Hendaya es una pequeña villa marítima ubicada en el País Vasco francés (o Iparralde), a escasos metros de la frontera española con Irún. Salvo en los meses de verano, la ciudad aparenta menos de los quince mil habitantes censados, gracias a una calma rayana en el tedio que caracteriza su ritmo vital. De hecho, casi todos los trabajadores del pueblo finalizan su jornada laboral y se encierran en su casa antes que el Sol, incluso en los días de menos luz.

Entrerraíles (IX): noche blanca en Ljubliana

Eslovenia impresiona desde dentro y desde fuera. Se trata del más distinto de los países que componían la antigua Yugoslavia. También del más homogéneo. Solo pernoctamos una noche, concretamente en su capital (Ljubliana) tras perder un enlace a causa del retraso de nuestro primer tren. Una faena aparente, que con el tiempo se ha convertido en … Sigue leyendo Entrerraíles (IX): noche blanca en Ljubliana