Yo no creo en Linares (por ahora)

Desde hace varias semanas sigo la evolución de la plataforma Todos a una por Linares, presentada el pasado 3 de agosto en el Hotel Aníbal. Aunque a día de hoy carece de página web, el colectivo cuenta con un foro online y su grupo de Facebook ha superado los 25.000 miembros. Si tenemos en cuenta que la población local censada ronda los 58.000 habitantes, no está nada mal.

La primera acción de Todos a una por Linares ha sido convocar una manifestación “por el futuro de la ciudad y el empleo”. Tendrá lugar el próximo 14 de septiembre y va dirigida a todos los vecinos que quieran sumarse.

Los portavoces de la plataforma -definida como “apolítica”- rehuyen de todas las banderas. De todas menos de la de Linares, que han adoptado como símbolo. Su intención es canalizar el descontento de un pueblo unido por la insignia municipal. Muy pronto veremos si lo consiguen.

21432734_10212313726736177_2876480019669765892_n
Bandera oficial de la plataforma.

Admito que hay aspectos que merecen, por lo menos, unas palmadas en la espalda de cada uno de sus artífices. Por ejemplo, su aparente espíritu conciliador, tan parecido al del 15M: aquí parece que no sobra nadie. O la determinación para organizar una marcha que tantos consideramos necesaria. También el esfuerzo y la ilusión sincera de muchos voluntarios, algunos con un trabajo absorbente y una familia de la que ocuparse. Me quito el sombrero ante todos ellos.

Sin embargo, otras facetas de Todos a una por Linares me inquietan. Entre ellas, su falta de transparencia o la ambigüedad de sus mensajes y eslóganes. También el tono de los mismos. Da la impresión de que se eluden ciertos temas para no herir sensibilidades. O dicho de otra forma: solo se dicen aquellas obviedades que resultan agradables para la gran mayoría; una estrategia muy ‘popular’ en la política contemporánea cuyo nombre estamos hartos de oír.

Además, la imagen al exterior que se proyecta desde su grupo de Facebook me parece tanto o más desconcertante. Entre las publicaciones de los usuarios abundan los vídeos, las fotos y los comentarios autocomplacientes. También hay lugar para las quejas, algunas relativas a la censura por parte de los administradores. Sin embargo, las propuestas concretas, los artículos analíticos y los estudios basados datos objetivos no son tan frecuentes. En resumen, parece que todos están de acuerdo en la necesidad de transformar Linares, no así en la manera de hacerlo, tampoco en la dirección del cambio.

21462611_1593166177416722_2102187887124329716_n
Cartel del 14S.

Cuentan que Miguel De Unamuno fue interrumpido por las risas del público mientras impartía una conferencia sobre William Shakespeare en la Universidad de Salamanca. ¿El motivo? su pronunciación del apellido del bardo, en un castellano pulcro (“saquespeare”) muy alejado de los fonemas anglosajones (“chespir”). El autor de San Manuel Bueno Mártir realizó entonces una pausa para dirigirse al respetable. “Ignoraba que ustedes dominasen otras lenguas”, afirmó. E impertérrito, prosiguió su disertación en un perfecto inglés. Las carcajadas se acabaron de golpe.

No se sabe si esta historia es verídica, pero si ha sobrevivido es porque muestra una verdad que cae por su propio peso: los pretenciosos se creen más listos que aquellos de los que deberían aprender. Para desgracia de todos, en el Linares de los últimos años han proliferado los risueños y se han perdido los Unamunos. Y tal como está la ciudad, no debemos persistir en el error. Con todo esto quiero decir que la buena voluntad es imprescindible, también la unidad y la organización en la lucha. Pero no van a solucionar nada por sí mismas si quedan reducidas a un cúmulo de banderas, eslóganes pegadizos y golpes en el pecho.

No sé mucho sobre gestión municipal, pero que intuyo que la receta para arreglar Linares pasará sí o sí por el análisis sosegado y el debate riguroso. En otras palabras: se trata más de una cuestión de pensamiento crítico que de orgullo popular. Y para lograrlo habrá que perder el miedo a lo nuevo, cuestionar más de un dogma y romper varios tabúes.

Vayamos a lo concreto: sería interesante estudiar con detenimiento la gestión de los municipios españoles que sí funcionan (Irún, Pozuelo, San Cugat del Vallés…) y si algunas claves de su éxito pudieran implantarse en Linares. Y también contactar con todos aquellos ‘jóvenes aunque sobradamente preparados’ que no pueden ejercer su profesión en nuestra ciudad. Quizás sea que el mercado laboral no puede absorberlos…. o tal vez se deba al corporativismo rígido de los profesionales asentados, indispuestos a ver reducida su porción de tarta. Habría que preguntarles a todos.

Por otra parte, tarde o temprano tocará desinfectar la herida que produjo el cierre de SANTANA MOTOR, un triste episodio repleto de promesas rotas que ha dividido a la clase trabajadora linarense hasta hoy. Esta fue quizás la peor de entre todas sus consecuencias.

DSC_2756-700x357
Pancarta reivindicativa. Fotografía de Antonio del Arco.

Adelanto: resultará imposible agradar a todo el mundo. Los intereses de los obreros no van a coincidir con los de los empresarios, ni los de los funcionarios con los de los emprendedores, ni los de la juventud con aquellos de jubilados y prejubilados. Ni aquí ni en ninguna parte. Pronto el consenso se romperá y hemos de empezar a asumirlo.

Espero que nadie me malinterprete. Celebro la existencia de esta plataforma y apoyo su razón de ser, mas pienso que no conviene dejarse llevar por el pensamiento mágico ni crear ídolos de barro. Por si no ha quedado claro: no critico a ninguna persona en concreto, sino determinadas actitudes y comportamientos. Actitudes y comportamientos de los que nadie está a salvo, mucho menos en un contexto de crisis y desesperación, pero que por el bien de Linares no deberían propagarse. Ni siquiera en redes sociales. Como todos sabemos, los desengaños siempre son crueles.

En cuanto a mí, por si a alguien le interesa, anuncio que sí participaré en la manifestación del el 14S, aunque sin pancarta ni bandera. Me limitaré a oír, ver y callar para luego tomar nota. Además, en todo momento tendré presente que el infierno está repleto de buenas intenciones. Por el futuro de Linares, convendría que no lo olvidáramos por enésima vez.

Cartel alternativo, diseñado por Juan Luis fernández Sánchez
Anuncios

5 comentarios sobre “Yo no creo en Linares (por ahora)

  1. Buenas tardes! He leído tu publicación, como la mayoría de las crónicas que escribes. En algunas estoy de acuerdo y en otras no.
    En este artículo estoy de acuerdo contigo en que además de una manifestación no sé conoce que se haga nada más. Estoy expectante por saber cuántos vamos a participar en ella, ya que lo habitual de las últimas movilizaciones es que participen 50-100 personas y el 80% jubilados.
    En mi caso participaré en la manifestación e iré con mi camiseta del trabajo para reivindicar que somos pocos los que trabajamos pero si la situación en Linares no mejora también tendremos que cerrar nuestros negocios y emigrar buscando un futuro mejor lejos de aquí.
    Un saludo!

    Me gusta

    1. Hola, muchas gracias por leerme y el comentario. Me alegro de que estés de acuerdo en lo esencial. Al mismo tiempo, si alguna vez quieres compartir tu desacuerdo en algo concreto, te animo a hacerlo. Yo también he acudido a varias manifestaciones y he comprobado eso que dices. Creo sin embargo, que la del 14S será bastante más numerosa. Ojalá sea así y sirva para algo. Pronto lo comprobaremos. ¡Un abrazo y gracias de nuevo!

      Me gusta

  2. Como bien dice el articulo, me temo (espero estar equivocado ) que este tipo de plataformas ciudadanas para lo único que sirven (y son usadas) es para canalizar y orientar el descontento popular, ya que son movimientos que duran meses y se limitan a mostrar el descontento nada más.

    ¿Que fue del 15M? Leí este articulo hace un tiempo al final va a ser que lleva parte de razón.
    Ahora por lo visto lo que toca son las plataformas apolïticas

    http://nomoriridiota.blogspot.com.es/2011/05/acampadasol-que-ha-sido-realmente.html

    Me gusta

  3. Artículo demasiado correcto ! Yo por desgracia siempre tan incorrecta .
    Mi paso por ese grupo a sido un reencuentro con el Linares que no me gusta , con el odio a todo aquello que sonara a izquierda …
    A lo sumo comenta 100 personas siempre somos las mismas y tampoco es representativo de mi pueblo , o eso espero , yo el 14 s no estaré . Estoy el resto del año , ese día no hace falta que este pa subir el ego de nadie , ya con 30 mil manifestantes que esperan tiene de sobra .

    Me gusta

  4. Pienso participar en la concentración sin saber realmente lo que persigue o espera conseguir después de ello, pero lo si que lo tengo claro es que en cuanto vea aparecer una bandera o slogan diferente al solicitado por la organización abandonaré dicha concentración

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s