Frases de “Suicidios ejemplares” (Enrique Vila-Matas)

“Hay un momento en la vida en que a uno se le ofrece la oportunidad de vencer para siempre la timidez”.

“Huyes de la plenitud”.

“Fue una sensación extraña porque, al ver a aquel niño viejo herido profundamente por mis palabras, descubrí que había frases que no eran inocentes, por muy huecas de contenido que parecieran; había frases que poseían, a veces sin saberlo uno, agresividad”.

“Como si estuviéramos pensando en todos aquellos que, alejados de todas las miradas, habían perpetrado el movimiento solitario y habían conocido la única plenitud posible, la plenitud suicida”.

“Dicen que la nostalgia es la tristeza que se aligera”.

“A la muerte le siente bien la tristeza leve de una severa espera”.

“Era una casa que se había abandonado a sí misma”.

“Había, además, entre nosotros una corriente de mutua simpatía y la estimulante solidaridad de los desgraciados”.

“Esta vida para qué”.

“En el fondo, todo está en perfecto y triste orden”.

“Hasta que llegó aquel día, el día precisamente de su jubilación, siempre le había horrorizado la idea de llegar a tener éxito en la vida”.

“De pronto, una noche, muertos ya todos, Anatol comprendió que estaba solo, completamente solo en el mundo, y notó esa sensación de extravío que se siente cuando, en el camino, nos volvemos atrás y vemos el trecho recorrido, la vía indiferente que se pierde en un horizonte que ya no es el nuestro”.

“Cada vez se glorifica menos el arte y más al artista creador; cada vez se prefiere más al artista que a la obra. Es triste, créeme”.

“Yo siempre amé la discreción, el feliz anonimato, la gloria sin fama, la grandeza sin brillo, la dignidad sin sueldo, el prestigio propio”.

“Hay personas que siempre se encuentran bien en otro lugar”.

“Escucho el oleaje mientras siento que toda la tarde cabe en una mirada, en una sola mirada de sosiego. Aunque a mí solo me atrae la muerte, debo reconocer que me encuentro bien aquí, en Port del Vent, tan cerca de la vida. Estoy bien aquí, en mi tierra y junto al mar, del que nunca debí alejarme tanto.[…] Siento ante él una sensación de libertad, probablemente engañosa, pero a tener en cuenta: la ilusión de vivir”.

suicidios_ejemplares-vilamatasenrique-9788490624227

“Algo muy parecido al amor, que también es en el fondo una gran pregunta y algo tan directo e ingenuo como extremadamente peligroso”.

“Hay en la actitud de Victoria ante la muerte una profunda y admirable serenidad, como si sospechara que lo más importante, tal vez lo único que realmente cuenta en la vida, sea prepararse para morir con dignidad”.

“No te cierres el camino de la libertad. Si te place, vive; si no te place, estás perfectamente autorizado para volver al lugar donde viniste”.

“En los días impares, le ahogaba mucho la vida. En los días pares, la vida le parecía un cuchillo sin hoja al que le falta un mango”.

“Nunca es tan sabrosa la fruta como cuando se pasa; el mayor encanto de la infancia se encuentra en el momento en que termina”.

“Porque no sé sabes que la muerte es la verdad del amor, del mismo modo que el amor es la verdad de la muerte”.

“Era como si pequeños trozos o fragmentos de su memoria se estuvieran desprendiendo de su frente y pudiera asistirse al insólito espectáculo de ver cómo allí mismo, en aquellos precisos instantes, su mente se iba vaciando en público, lentamente se iba quedando en blanco, desposeída trágicamente de todo recuerdo”.

“Qué días aquellos que uno camina sin saber que el tiempo camina con nosotros”.

“Le explico en qué consiste el parapente. Le digo que es una variante del ya de por sí fascista ejercicio de dejarse caer, así porque sí, sobre los pueblos tranquilos”.

“Fernando era uno de esos tristes que de tarde en tarde se sienten de pronto responsables de nuestro nefasto pasado. Y, claro está, se hunden como nadie”.

“No hay una sola tempestad que se parezca a otra. Todas las tormentas son terriblemente singulares”.

top_gr_364
Enrique Vila-Matas. Foto via notodo.com

Traducida a 35 idiomas, la obra del barcelonés Enrique Vila-Matas encierra un universo narrativo propio, un lujo que pocos autores, ya sean de ayer o de hoy, pueden permitirse. Suicidios ejemplares consiste en una colección de cuentos cuyos protagonistas se plantean la salida de este mundo, meta que ninguno logra alcanzar. Curiosamente, es una de los libros que más me ha despertado las ganas de vivir, la única función de la Literatura.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s