El último cierre de Paco Sancho

Una habitación amplia, de una sola mesa. Típicos espacios desaprovechados que tanto abundan en las universidades del mundo. Los estudiantes nos mirábamos, expectantes. Faltaba el profesor. Esa misma semana le habíamos enviado dos reportajes llamativos, que nos hubiéramos encontrado en los medios de comunicación del mundo. Impresos o digitales, evidentemente.

Entró. “Buenas tardes. Bueno, vamos al lío”. Y durante algo más de una hora, estuvimos explicando a Paco Sancho quiénes éramos, qué esperábamos de esa asignatura,  qué nos había llamado la atención de esos textos y las típicas retahílas que, año tras año, le tocaba escuchar de sus pupilos, siempre con idéntico respeto.

Caricatura de Virginia López (via fcompass)

Dicen que una vida entera no basta para conocer a ninguna persona. Pero lo cierto es que Paco Sancho se hizo notar en pocos minutos. Olía a tabaco, hablaba despacio, con voz ronca. Parco en palabras, no añadía vocablos carentes de significado a sus frases. De hecho, éstas a veces podían interpretarse de varias maneras, demostrando un dominio de la ironía que ya lo quisiéramos algunos.  Más que órdenes o consejos, nos brindaba anécdotas de un ámbito que no distingue lo personal de lo profesional. Y sin siquiera mencionarlo,  nos dejó entrever su amor por el papel, las máquinas de escribir Olivetti, la fotografía en blanco y negro y todas esas señas de identidad de un mundo que se desvaneció hace tiempo.

Paco Sancho hablaba, escribía y vivía de la misma manera: periodísticamente. Tras padecer los vaivenes típicos de todo juntaletras se acabó asentando en la Facultad de Comunicación de la Universidad de Navarra, donde ejerció como profesor y consultor de medios.  Tuve la suerte de ser su alumno en un par de asignaturas. Y le caía bien. Mejor que algunos compañeros con notas más altas. Creo que con las personas que aman lo que hacen es muy fácil identificarse.

No le gustaban las florituras. De hecho, me “acusaba” de hacer Literatura. En los reportajes prefería un dato actualizado que un verbo arcaico, y la opinión del ministro, juez o entrenador de turno a la tuya.  Una excepción en esta era de postureo, marketing y egos desmedidos, en la que de tanto querer parecer se nos ha olvidado el significado del verbo ser. Paco Sancho encarnaba el sabor añejo en Fcom, de la misma manera que Manolo Preciado o Luis Aragonés lo hacían en el fútbol,  Federico Fellini en el cine o Mohamed Alí en el boxeo.

Una mañana de finales de noviembre, puede que haga exactamente un año, me lo encontré en el porche de la facultad. Fumando, como no podía ser de otra forma. En mi mano le traía un reportaje sobre la inmigración en Navarra. Con un día de retraso, aclaré.

Te voy a matar;-dijo seriamente- déjaselo a los bedeles. Y acto seguido sonrió.

Paco a la salida de su facultad, Fcom, en la Universidad de Navarra. Imagen de su colega y amigo Javier Marrodán @javiermarrodan)
Paco a la salida de su facultad, Fcom, en la Universidad de Navarra. Imagen de su colega y amigo Javier Marrodán @javiermarrodan)

Aún no me puedo creer que nos haya dejado. Ahora valoro el esfuerzo que hacía el curso pasado al cumplir con su trabajo, con pocas energías y ya de vuelta de todo. Valga este pequeño homenaje como muestra de agradecimiento por tantas cosas, empezando por la propia existencia de este blog, inspirado en el suyo.

La descripción de su cuenta de Twitter (@pacotto) rezaba: “yo de mayor me pedía ser Paco Sancho”.  Quién pudiera, carajo, quién pudiera.

En fin, gracias por todo maestro. Y descansa en paz, que te lo has ganado.

Anuncios

Un comentario sobre “El último cierre de Paco Sancho

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s