El oficio más díficil

Cuando era pequeño me preguntaba por qué en el Día del Padre se recordaba también la figura de un santo que nunca lo fue: San José, el entrañable barbanegra de los portales de Belén. Con el tiempo lo he comprendido. La Biología no tiene nada que ver con la paternidad, ya que la última se trata sobre todo de un oficio. Desinteresado, gratuito, imposible de aprender, nada reconocido y no por eso menos complicado, pero sin duda imprescindible. El abnegado trabajador y esposo de María fue por tanto un padrazo, el mejor representante para conmemorar la fecha de hoy.

Es curioso; puedo imaginar mi vida trabajando, aquí o en el extranjero, viviendo solo o en pareja, incluso casado. Pero no puedo pensarme como padre. Dejar de ser la persona más importante de tu propia vida, y rezar cada día por largarse de este mundo antes de quienes te cuestionan todo lo que haces y dices son conceptos que mi razón no puede procesar. Cuestión de inmadurez, supongo. Y no sé si algún día podré llegar a entenderlo.

Para explicar en qué consiste ser padre (o hijo, pues ambos términos son indisociables) no hay mejor escena que ésta de El Rey León, gran película de Disney. También es mi escena favorita en toda la Historia del Cine.

Si la habéis visto sobra toda explicación. Feliz día a todos los padres. Felicidades Papá.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s